Sobre Jerarquías, Egos y Poder

leon.jpg

El origen etimológico de Jerarquía viene del termino griego ierarquía, que a su vez resulta de la unión de otros dos términos: hieros, que puede traducirse como “sagrado”, y arkhei, que es sinónimo de “orden”.

El término Poder, entre otras muchas acepciones, significa el control, imperio, dominio y jurisdicción que un hombre dispone para concretar algo o imponer un mandato

De acuerdo a su acepción original, la jerarquía se refiere al “Orden Sagrado”, es el orden natural que rige el universo y que está directamente relacionado con la expansión de consciencia, de tal manera, que una mayor jerarquía implica mayor expansión de la Consciencia y por tanto mayor responsabilidad en el uso que se hace de ella. Solo en el caso en que el ego la hace suya, pasa a ser un elemento de poder destinado a la imposición sobre el prójimo.

Los que hemos tenido la suerte de poder tratar de forma cercana con Seres con elevado nivel de Consciencia, hemos visto una labor que no busca el reconocimiento, sino el servir de inspiración a los que desde atrás tratan de crecer realizando su propio trabajo personal en beneficio de uno mismo y del colectivo. En aquellos casos en los que la intención y el propósito se limita a uno mismo,  la jerarquía que uno haya podido alcanzar deja de tener su razón de ser, para convertirse entonces en una herramienta en poder del ego.

La verdadera jerarquía consigue por ella misma el respeto, amor y agradecimiento hacia aquellos que, tras su esfuerzo y trabajo personal a lo largo de su existencia como Seres, gozan hoy de ese privilegio y se esfuerzan en transmitirlos a los demás. Son sentimientos que el ego, cuando utiliza esa jerarquía como poder, jamás podría conseguir por imposición. Un modelo jerárquico ofrece Luz y Orden en el caos, no una imposición totalitaria de decisiones, como ocurre en otros ámbitos. Desgraciadamente, salvo contadas excepciones, lo habitual es que niveles altos de poder estén ocupados por niveles bajos de Consciencia. En esta sociedad inconsciente, es difícil que esta jerarquía sea reconocida, pues el sistema de control impuesto por quienes nos dominan, está precisamente diseñado para alejarnos de lo natural enredándonos con tendencias específicamente dedicadas a tal efecto, como también hicieron con el calendario, las frecuencias musicales, la falsa espiritualidad…

Desde un determinado nivel, se puede y debe escuchar las opiniones de aquel que quiera aportar,  pero una vez tomada una decisión desde la responsabilidad que te otorga esta jerarquía, no debe ser discutida por aquellos de grado más bajo, pues su visión sobre un tema siempre será más limitada por ser menor el espacio mental que abarca su esfera de consciencia. Aquellos que quieran confundir eso con imposición, probablemente estén condicionados por uno de tantos arquetipos impuestos en las últimas décadas por quienes nos dominan, para mantener bajo control el despertar espiritual y alejarnos del orden natural.

Que nadie se confunda, porque no todos somos iguales en este plano y las diferencias las marcan esos niveles de consciencia. El que puedas llegar a ser algo, no quiere decir que ya lo seas. No estamos hablando de sumisión, sino de consideración y respeto hacia un orden superior tal y como se rige la Naturaleza misma. Menospreciar, o querer imponerse desde la inconsciencia a una jerarquía superior, es negar el orden mismo de la Creación.

Una jerarquía de Consciencia superior, sabe ceder la decisión sobre un tema concreto a quien tiene más conocimiento sobre él. Aunque iguales en esencia, todos somos maestros o alumnos en función del tema a tratar y este es un camino que se ha transitar con respeto y honor.

Las llamadas jerarquías inconscientes, es decir, las otorgadas en nuestro sistema humano por poder, intereses particulares o amiguismo, especialmente en entornos políticos y laborales, realizan su función apoyándose en una falsa autoridad, pudiendo utilizar para ello el menosprecio, amonestación o castigo, y desgraciadamente son las que dominan nuestro día a día en esta realidad prefabricada y sostenida por nuestra ignorancia e inacción.

Nos han programado para aspirar en nuestra vida a crecer en nivel de poder y no en nivel de Consciencia. La jerarquía de Consciencia es para honrarla, respetarla y agradecerla, independientemente del grado en el que nos encontremos,  y la mejor manera de hacer eso, es precisamente participando de ese modelo jerárquico, ayudando a los de nivel inferior a realizar su propio trabajo personal y aceptando con gratitud las enseñanzas y consejos del nivel superior. No hay mayor gozo que ayudar al prójimo en su evolución durante el tránsito de esta existencia, siendo a su vez uno mismo ayudado.

Esta es la cadena a mantener, nuestro Propósito común, el que nos llevará a encontrar al centésimo mono para la Liberación de la Humanidad.

En relación con este mismo tema os incluyo un articulo de la web Hermana http://www.mayodel68.com/, donde se complementa de forma acertada aquello que tratamos de transmitiros en este post  http://www.mayodel68.com/el-ser-no-es-negocio.html

Os animo a descubrir vuestra propia jerarquía y a trabajar en vuestro interior para completar el camino de vuelta a casa.

La Consciencia de Ki

 

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers