Una carta histórica – por Roger Guy Dommergue

Una carta histórica

Roger Guy Dommergue, Doctor en Psicología, Profesor del Centro Nacional de Tele-Educación, Antiguo encargado de curso en la Sorbona , 91270 Vigneux

30 de Septiembre de 1980

Al Señor Presidente del Tribunal

Presidente Drai

Asunto : Profesor Faurisson

Señor Juez :
Habiendo sido informado de la inculpación lanzada contra el Profesor Faurisson, considero que es mi deber elemental aportar mi testimonio en este asunto. Me llevan a intervenir tanto la estulticia y comatosa cobardía ambiental, como mi calidad de judío de origen por parte materna (de una ilustre familia internacional), de alistado voluntario contra el nazismo en 1944 (clase del 44), de francmasón durmiente y de profesor de Enseñanza Superior, todo lo cual me impone la imperativa obligación de intervenir. Hace aproximadamente un año y medio que pedí a las dos partes revisionistas y exterminacionistas que me presentaran, cada una de ellas un informe. Del lado de Faurisson he obtenido todo lo que he deseado sin la menor reticencia. Del lado exterminacionista no he recibido nunca personalmente las aclaraciones que deseaba, y no he podido obtener más que las discusiones ociosas de la prensa oficial ; que nunca habla de lo esencial, a saber : la posibilidad de exterminar a seis millones de personas mediante cámaras de gas en una duración aproximada de dos años (gaseamientos que fueron ejecutados con el Zyklón-B o sea, ácido cianhídrico). A este respecto, la fotocopia de la tercera carta dirigida al Profesor Delpech es perfectamente reveladora… El Tribunal debe establecer entonces sobre lo bien fundado de los resultados de un trabajo universitario de veinte años – en mi opinión enteramente exhaustivo – el siguiente hecho : ¿Ha habido seis millones de judíos deliberadamente gaseados, aproximadamente entre 1942 y 1944 ? Yo no sabia conjeturar el juicio que será expresado, pero sé que, de ahora en adelante, estoy interesado en el problema de forma totalmente libre, de manera más atenta de lo que lo ha hecho hasta ahora ninguna tribunal. Me permitiré, entonces, hacer simplemente algunas advertencias, utilizando la aritmética y un elemental sentido común : La reacción psicológica, la conspiración silenciosa sobre el epicentro del problema, la mala fe reservada por mis congéneres en la totalidad de la prensa mundial, son ya para un psicólogo un hecho que no deja lugar a dudas. Si los “exterminacionistas” estaban tan seguros de su “verdad”, hace tiempo que comisiones de control más severas que las de Katyn – reclamada por el Profesor Faurisson – habrían sido designadas. Es del todo evidente que son los que gritan : ¡mentira ! quienes tendrían que suscitar tales comisiones. ¿Es necesario ir más lejos ? (El mismo conocimiento aritmético y técnico del problema para ver que hay una enorme anguila bajo la roca). 2.- En la Europa de hoy, me dicen los colegas especialistas, es posible que haya aproximadamente seis millones de judíos. Entonces ellos han doblado en ocasiones el número, como es el caso de Francia, desde la guerra. En una Europa bajo la dominación alemana truncada en la mitad de sus naciones ; no podía haber – en 1942 – más de tres millones de judíos ; tanto más en cuanto yo he podido constatar su éxodo masivo durante los años 1937-39 porque ellos pasaban a decenas por el hotel particular de mi abuela de Menasce. 3.- La cremación de seis millones de personas entre 1941/42 y 1944 en siete campos de concentración – de los cuales poseemos los registros del número exacto de hornos crematorios, así como la duración individual de la cremación – es radicalmente imposible. 4.- Así como se poseen todos los registros de los crematorios (necesarios para evitar epidemias de tifus) ; no se posee ningún registro de las cámaras de gas. Ahora bien, cuando se estudia la técnica del gaseamiento con ácido cianhidirico para una sola persona en los Estados Unidos y lo que se constata es su extrema sofisticación, uno se da cuenta de que “cámaras de gas para centenares o, lo mismo, millares de personas” (como se ha osado pretender) es técnicamente imposible y, en todo caso, no ha sido hasta este día examinado nunca sobre el papel por ningún químico del mundo en ningún país del mundo. 5.- Si se suponía que el asunto de los “seis millones y las cámaras de gas” era verdad, es decir, que corresponde a una realidad histórica innegable (es lo que se debe juzgar), nosotros sabemos de fuente segura que – en el millar de campos de concentración de la URSS, en las hambrunas organizadas, en los trabajos forzados atroces – millones de no judíos han sido exterminados. Lo que no se sabe es que su verdugos era mayoritariamente judíos ; se esperará siempre un super-Nuremberg y una condena a muerte por contumacia en nombre de la conciencia universal. Uno se pregunta porqué aúlla por los crímenes menores (al menos en relación a éstos y que probablemente son inexistentes, como usted deberá determinar en su juicio), mientras se calla ante estas monstruosidades mayores y conocidas. He aquí algunas precisiones sobre este aspecto escabroso y del cual la prensa mundial, completamente dirigida por mis congéneres, nos silencia la molesta realidad : Quince años antes de los famosos KZ hitlerianos, ya se habían creado los campos en la URSS. Yagoda, jefe de la NKVD, era judío y también sus colaboradores Ouritski, Sorenson, Iejoff. La dirección de los campos funcionaba bajo su control ; Davidovitch Berman era el jefe, sus adjuntos eran Rappoport, Kogan, Semen, Firine – encargados de diversas regiones o sectores (Apeter era Jefe de la Dirección general de Prisiones). Frenkel es responsable (él solo) de la muerte de millones de no-judios en 1917 bajo la égida de un regimen judeomarxista con un equipo gubernamental completamente judío… Usted podrá, por otra parte, ver en el tomo II de “Archipiélago Gulag” de Soljenitsin las fotografías de los principales verdugos judíos – responsables de la muerte de millones de no-judios – y ésto hasta la fecha de 1972, que marca el advenimiento del antisemitismo ruso, fecha en que aparece el “Comité Internacional sobre la Situación de las Minorías y los Derechos Humanos en la URSS”, organización y periódico que no existieron mientras Abramovich, Frenkel, Kaganovich, Yagoda, etc. asesinaban a los goyms por millones… Debo añadir que, delante de la locura suicida inducida por la hegemonía mundial de los Rothschild, Marx, Freud, Einstein, Picasso (sin duda por el hecho de la estimulación involutiva necesaria en el fin de la Edad del Hierro-Edad de las Sombras, Khali-Yuga) mis congéneres podrían callarse púdicamente porque, después de todo, no hay que enorgullecerse de una masacre planetaria, inducida por las finanzas de los Rockefeller, Rothschild, Oppenheimer y todos los políticos deshonestos que les sirven : así como por los comunistas de Marx y todos los verdugos de los cuales acabo de hablar.

Les saluda, Señores Jueces, con profundo respeto :

R. G. Dommergue Polacco de Menasce.

PD. : Es fundamental señalar que el termino “judío” no es utilizado a lo largo de esta carta más que por razones practicas de compresión. En realidad, en ningún modo utilizo este termino por las razones siguientes : a) Los términos “judío” e “israelita” tienen una referencia estrictamente religiosa y todos los personajes y especulación a los actuales he hecho alusión son heréticos desde el punto de vista de la Torah y la gran Tradición Abrahamica en general. b) No se refieren de ninguna manera a una raza (las cuales no existen) ni tampoco a una etnia ; que no pueden constituirse más que por una pertenencia secular a un entorno determinado : éste no es de ningún modo el caso de estas gentes.

Una carta histórica – por Roger Guy Dommergue

( Fonte: www.aaargh.codoh.info )

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers