Inconsciencia a la carta

De la misma manera que elegimos la comida en el restaurante, el color de la camiseta que nos vamos a comprar o el libro que leeremos el fin de semana, pensamos que podemos elegir que creer y que no, tenemos todo el derecho a ello, que para eso somos libres ¿verdad?

Estamos acostumbrados a elegir, metemos una papeleta en una urna cada tanto y nos aseguran que estamos eligiendo a nuestros gobernantes. Algunos sabemos que no es así, que solo elegimos caretas, no gobernantes.

En cualquier caso, en nuestro día a día hacemos decenas de elecciones casi sin ser consciente de ello, así que, ¿por que no puedo elegir que me creo y que no?

Porque las cosas son como son y no como uno quiere que sean

Te puede caer muy bien un personaje político, pero si está al servicio de la élite, lo está.

Te puedes sentir muy en sintonía con los objetivos de una institución, pero si está al servicio de la élite, lo está

Te puede parecer muy justa una causa, pero si ha sido creada por la élite para un fin determinado, lo está

Si tu consciencia no está suficientemente expandida, lo que sientas o dejes de sentir, probablemente estará intrínsecamente relacionado con la programación que has recibido, con la imagen mental que te han inoculado para que aceptes aquello que ellos quieren que aceptes.

Esto que es una obviedad, cuando se tocan temas políticos, se vuelve tabú, a veces peor incluso que los religiosos, pues normalmente lo político se imprime en la mente de la sociedad durante décadas por tierra, mar y aire, es decir, a través de la educación en colegios y universidades, medios de comunicación y todo tipo de entidades gubernamentales y sociales, por supuesto bien financiadas por quienes manejan desde la sombra los pensamientos de la gente.

Y es en este punto cuando ves que de nada importa saber mucho de determinados temas, si al final no eres capaz de superar la programación y compras y justificas la ración diaria de división y odio contra aquel que deberías considerar tu hermano y vecino.

Uno puede tener muchos conocimientos, haberse leído mil y un artículos, haber estado en cientos de conferencias, pero no dejan de ser conocimientos adquiridos desde la inconsciencia del ego si no se hace el trabajo necesario para obtenerlo de la consciencia de nuestro Ser, y nuestro Ser, no sabe de política ni le interesa.

Solo desde la Consciencia podremos ver más allá de las patrañas creadas por los que nos gobiernan para enfrentarnos.

Solo desde la Consciencia, la realidad se muestra sin los velos de la programación impuestos y los deseos de otros implantados como nuestros.

Solo desde la Consciencia existe la coherencia en Pensamiento, Palabra y Obra, necesaria para llevar una vida plena. Y aun siendo necesario un duro trabajo para ello, es nuestro deber como Humano, poner toda nuestra Voluntad en ello

 

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers